La Agencia Tributaria de Galicia (Atriga) implantó un nuevo canal de pago a través de terminal punto de venta (TPV) físico en las Delegaciones territoriales que permite realizar el pago de autoliquidaciones del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y medios de transporte usado, con cuota a ingresar de hasta 3.000 euros, mediante tarjeta de crédito o débito de cualquier entidad bancaria, sin que implique ninguna comisión de utilización para el cliente.

De esta manera, los contribuyentes ya no tienen el deber de acudir a nuestras delegaciones (A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra y Vigo) con los modelos de autoliquidación ingresados, sino que, con la misma cita que obtengan para realizar la presentación presencial también pueden efectuar el ingreso.

Este nuevo canal de pago tiene como objetivo facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarios de la ciudadanía, evitando desplazamientos y ahorro de tiempo en los trámites.

La implantación de este nuevo canal de pago físico se suma al TPV virtual que entró en funcionamiento en el año 2021 y universalizó la posibilidad de que cualquier ciudadano pudiera pagar sus tributos con una tarjeta de crédito o débito.

La implantación de este nuevo servicio responde a uno de los objetivos clave de la Atriga: mejorar e incrementar la cercanía de los servicios que se ofrecen a los contribuyentes, facilitándoles la tramitación en línea y el cumplimiento de las obligaciones fiscales con seguridad, y ahorro de tiempo y dinero.

Share This